Compartir información:

Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Cómo está afectando el covid a las Pymes y Autónomos?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

La pandemia del covid-19 que apareció en el mundo durante el pasado año 2020, cambió la forma de vivir de casi todos los ciudadanos. Los más jóvenes, tuvieron que retrasar sus estudios y su diversión para quedarse en casa o hacerlo vía online. Los adultos y ancianos, buscaron adaptarse a nuevas tendencias para llevar esta situación. En este artículo descubriremos como el covid ha afectado a las pymes.

Todo sin contar la amplia cifra de muertes y afectados que ha dejado esta enfermedad. Además, tras el confinamiento se han quedado sin trabajo miles de personas y la crisis económica afectó a muchas familias. Desde aquellas que pertenecían a grandes corporaciones, como las llamadas Pymes y Autónomos.

Las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) son todas aquellas compañías que trabajan en una categoría específica, como cualquier otra. Pero internamente tanto sus trabajadores como sus ganancias no exceden de un importe determinado. Las primeras deben tener entre 10 y 50 empleados y producir menos de 10 millones de euros al año. Las segundas menos de 250 trabajadores e ingresos menores a 45MM de euros

Asimismo, los trabajadores autónomos son definidos como todas aquellas personas físicas que realizan actividades económicas sin contrato específico, pero recibiendo un servicio remunerado. Puede ser desde taxistas, transportistas, técnicos o talleres. 

Claramente, algunas compañías tienen más colchón económico que otras. Todo dependerá de sus dimensiones, alcances y por supuesto de sus ingresos. Pero a la mayoría de ellas, incluidos Pymes y Autónomos tanto en España como a nivel mundial, le afectó de forma negativa la producción y la venta de sus respectivos productos o servicios.

Por otra parte, tampoco es un secreto para nadie que un porcentaje considerable de estas empresas tuvieron que cerrar o se fueron a la quiebra. Independientemente del país, el sector laboral (junto al sector salud) fue el más afectado.

Las Pymes y Autónomos: una realidad mundial

Incorporarse al mundo empresarial no es una tarea sencilla. Más allá de tener un sustento económico que te respalde para poder empezar, debes tener en cuenta muchos otros aspectos con el fin de poder sacarle ganancia a tu inversión. Además, tener un conocimiento previo sobre los negocios y gerencia, será un punto vital.

Pero también existe otra realidad: muchos ciudadanos ya no están dispuestos a trabajar para otros a cambio de un salario mínimo o mensual. Es decir, prefieren buscar la manera de independizarse con algo propio para que las ganancias puedan ser más directas. Por ello, en la última década hubo un incremento considerable de las Pymes y Autónomos.

Y hasta el pasado año 2020, estos sectores tenían importantes ganancias, siendo una parte importante de la economía tanto en España como en otros países. Según un estudio realizado por el Colegio de Registradores de España, se analizó el crecimiento de las Pymes entre los períodos 2014-2019.

Los expertos determinaron que en el último lustro, la gran mayoría de estas compañías tuvieron un incremento considerable, con estabilidad financiera incluida. Lo que a su vez generó motivación para que otras personas también busquen invertir en ello y se fomente un mercado, ayudando a la economía.

Lo mismo sucedía con los trabajadores independientes, quienes podían vivir sin problema alguno, del trabajo que realizaban (económicamente hablando). Sin embargo, con la llegada de la pandemia en el 2020, las Pymes y Autónomos fueron los primeros afectados por la reducción de trabajo.

Generalmente, estas personas que trabajan por su propia cuenta, frecuentan mucho la calle, trasladándose por distintos sectores según las solicitudes que realicen los clientes. Hablamos así de los fontaneros, carpinteros, electricistas o incluso transportistas. Pero con el confinamiento, las restricciones impidieron que esto se llevara con normalidad.

Por lo que salir de casa e ingresar en otra, sea conocida o desconocida, resultaba prácticamente imposible. Los traslados se reducían única y exclusivamente a emergencias de salud (producto del virus) o la compra de comida. De esta forma los autónomos se han quedado sin ingresos fijos mensuales.

Asimismo, las compañías dependen mucho del tipo de mercancía que produzcan, debido a que las prioridades de los ciudadanos tuvieron un cambio importante. Esto, sumado a la reducción de los puestos laborales en las grandes compañías, dejó como resultado que las Pymes y Autónomos tuviesen que reinventarse y adaptarse.

El Covid y su influencia en estos sectores

Por suerte, de todo lo malo se puede sacar al menos un punto positivo. Y es que con la pandemia todo aquel ciudadano que no acostumbraba a trabajar mediante el uso de la tecnología, ha tenido que hacerlo.

Muchas de las Pymes y Autónomos han buscado la forma de seguir ofreciendo un servicio o vendiendo sus respectivos productos a través del uso del Internet o las redes sociales. El llamado teletrabajo se convirtió en un hecho y los avances de la tecnología han cooperado con esto.

El E-commerce ha tenido un incremento bastante considerable y las ventas por medio de la web u otras plataformas pasaron a ser habituales. Algo extraño para aquellos que no frecuentaban el mundo 2.0 y por otro lado, una bofetada para la manera tradicional de negocio. El teletrabajo demostró que no hace falta tener una sede física de gran tamaño para que una idea de negocio pueda surgir y ser rentable. Aunque de igual forma todos los aspectos de las empresas digitales deben ser legalizados.

Es válido aclarar que no todas las Pymes y Autónomos pueden tener una adaptación que los haga retornar al mundo laboral. Es decir, todavía existe una gran cantidad de profesiones cuya función principal depende del trato con las personas y de la asistencia presencial. Pese a tener la posibilidad de venderse y publicitarse por los distintos canales digitales.

Por ello, los organismos públicos tomaron diferentes medidas para ayudar y favorecer a aquellas Pymes y autónomos del país. Por ejemplo, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, aplazó el pago de los impuestos para estos sectores mencionados. Mientras que algunos ayuntamientos ofrecieron ayudas financieras importantes. 

Las Pymes y Autónomos deben reinventarse

Sin embargo, el coronavirus no solamente ha afectado a estas Pymes y Autónomos en Europa, sino también en el resto del mundo. Pero ante las crisis, siempre será importante tomar medidas para ajustarse y luego volver a reinventarse para tomar fuerza nuevamente.

En su mayoría los países han tenido que tomar medidas drásticas. Ello con la intención de no afectar tanto a la economía nacional o incluso impedir que estas pequeñas y medianas empresas lleguen a la quiebra.

Para ello se ha aplicado desde la reducción de salarios y personal, quitar por un período de tiempo los impuestos o el cierre de sedes para centralizar el trabajo en una sola. Cabe destacar que estas Pymes y Autónomos, tienen un papel fundamental en el sector comercial de las naciones. Esto debe ser un motivo clave para esforzarse y mantenerlas.

Por poner un ejemplo, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) aseguró que las Pymes son el motor para superar la crisis que produjo el virus. Por lo tanto otorgó un total de 1.600 millones de dólares para la recuperación de las mismas mediante créditos.

Asimismo, los expertos recomiendan realizar cambios en las estructuras de las empresas. Todo con el fin de poder desarrollar nuevas ideas que los posicionen nuevamente en el mercado. Esto incluye desde el cambio de imagen, diferenciarse entre la competencia y también adaptarse a las nuevas tendencias. 

admin

admin

Deja tu comentario

Suscríbase a nuestro Newsletter