¿Qué es el cashflow y por qué es importante para tu negocio?

Posted by | 13 junio, 2015 | PYMES y autónomos | No Comments
cashflow
Share Button

Cuando se habla de cashflow se hace referencia a uno de los elementos fundamentales del plan financiero de cualquier empresa, el flujo de caja. Los balances de ingresos y gastos, sea cual sea su periodicidad, son los indicadores que informan de la rentabilidad del negocio.

¿Qué es el cashflow?

El cashflow o flujo de caja informa precisamente del estado de las cuentas de la empresa, de la evolución de cobros y pagos. Por lo tanto, es el balance de cashflow el que indicará la necesidad, si la hubiera, de solicitar financiación en un determinado periodo, o si por el contrario el saldo disponible en caja es más que suficiente por sí mismo para hacer frente a los pagos previstos.

El cashflow está compuesto por los beneficios que se generan durante un periodo de tiempo y al que se agregan tanto las provisiones como las amortizaciones que aunque suponen un coste no implican la salida de dinero. Lo que se pretende conocer a través del cashflow son las disponibilidades financieras que la empresa genera durante un plazo de tiempo concreto. Este ejercicio contable es de una gran importancia ya que se estima que alrededor de un 80% de las empresas españolas tienen problemas de liquidez.

Diferencias entre cashflow y resultado global de la empresa

Pero hay que evitar confusiones ya que cashflow y resultado global de la empresa están íntimamente relacionados pero no son lo mismo. Puede darse la tesitura por ejemplo de que factures y no te paguen. En tal caso, el balance de la empresa será positivo mientras que el flujo de caja será negativo. O incluso el ejemplo contrario, en el que el flujo de caja puede ser positivo porque no pagues a los proveedores mientras que el resultado es negativo.

El verdadero problema aparece en el caso de que tanto el flujo de caja como el resultado sean negativos. De esta manera, resulta de una importancia vital para el futuro de la empresa tener la capacidad de detectar a tiempo si el flujo de caja y sobre todo el resultado son negativos. Ten en cuenta que es imposible ponerle solución a un problema si no tienes la capacidad de detectarlo.

Cómo elaborar un cashflow

Una vez concretadas estas premisas sobre el cashflow, el siguiente paso es tener claro cómo se elabora. Para ello, es primordial conocer tanto los ingresos (cobro de deudas atrasadas o alquileres, los ingresos por ventas o el cobro de préstamos) como los egresos de la empresa (pago de salarios, impuestos, alquileres, cuotas de devolución de préstamos o facturas de luz y agua). Esta información se puede extraer de los libros contables, que por supuestos deben estar al día.

Debes tener claro que la verdadera función de un clashflow es proyectar hacia el futuro los flujos de la caja. De esta manera, te podrás anticipar a posibles faltas de efectivo con la antelación suficiente que te permita:

  • Buscar financiación con mejores condiciones.
  • Utilizar saldos positivos de los flujos de caja de meses precedentes que puedan sustentar un posible saldo negativo en periodos concretos del año.
  • Elaborar planes de negocio con unas bases sólidas.

De esta manera el cashflow tiene una importancia capital para tu negocio porque es un primer paso que te permite conocer la salud financiera del mismo, su evolución y sobre todo su viabilidad a medio y largo plazo.

Este es un primer paso fundamental para conocer los recursos de un negocio y saber cómo optimizar su funcionamiento. En ocasiones, esto pasa por revisar procesos internos, como por ejemplo la gestión documental, que siempre puede mejorarse con un Smart Office que centralice el proceso y nos ayude a ahorrar tiempo y dinero. Son gracias a estos pequeños cambios que lograremos la viabilidad de nuestro negocio.

Share Button