Las 10 mentiras de los emprendedores (por Guy Kawasaki)

Posted by | 14 enero, 2014 | PYMES y autónomos | No Comments
mentiras-se-los-emprendedores
Share Button

A la hora de conseguir inversores que puedan financiar un proyecto, en ocasiones los emprendedores se ven abocados a dejar volar su imaginación, con afirmaciones, a veces algo alejadas de la realidad. Son lo que llamamos el decálogo de las mentiras de los emprendedores, y si estabas pensando utilizarlas en algún momento, un consejo: ya están demasiado vistas.

El nombre de Guy Kawasaki es sinónimo de emprendedor. El japonés nos propone las siguientes frases, muy habituales en los emprendedores, pero ya nada creíbles a la hora de convencer a inversores. Así que si quieres embarcar a uno en tu proyecto, te recomendamos que patentes nuevas mentiras (demostrarás al menos un cierto grado de creatividad).

10 mentiras de los emprendedores

1- “Nuestras Proyecciones son Conservadoras.”

Las proyecciones de un emprendedor jamás son conservadoras. El emprendedor, fruto de la pasión con la que afronta su nueva aventura, tiende a arriesgar en cuanto a las primeras previsiones: “Si son pequeñas, el negocio no resultará interesante para los inversores”, reflexiona Guy Kawasaki.

2- “(Importante firma de investigación) dice que nuestro mercado será de 50.000 millones en el año XX.”

Es matemático. Todos los emprendedores, a la hora de mostrar su negocio, preparan diapositivas con el objetivo de demostrar que el potencial de mercado para su producto. Los capitalistas de riesgo no creen en este tipo de previsiones, están hartos de escucharlas día tras día.

3- Nombre de una gran compañía) aprobará una orden de compra de nuestro producto la semana próxima.”

Ningún inversor caerá en esa vieja trampa. Así que solo hay que jugar esta carta una vez que la orden de compra haya sido firmada.

4- “Hay personas clave dispuestas a sumarse a nuestras filas ni bien consigamos los fondos.”

Estas personas clave luego nunca aparecen. Si es verdad que hay empleados clave, listos para empezar a trabajar de inmediato, pídeles que llamen al inversor para confirmar lo que tú estás diciendo.

5- “Nadie hace lo que estamos haciendo.”

Personalmente, me parece una mentira de las más graves. Si nadie está haciendo lo que hacemos hay dos lecturas:

- No hay nicho de mercado para ese determinado producto o servicio.

- El emprendedor no ha analizado bien a su competencia

Ten en cuenta que como regla general, cuanto mejor es la idea, más competencia tendrás en tu mercado.

6. “Nadie puede hacer lo que estamos haciendo.”

Prima hermano de la anterior, pero con un cierto toque de chulería y arrogancia (además de falsedad). Un emprendedor se engaña si piensa que tiene el monopolio del conocimiento. En el mismo momento en el que salga por la boca esa mentira, el inversor ya habrá encontrado varias empresas que ofertan lo mismo que tú.

7. “Hay otras firmas de capital de riesgo interesadas.”

En todo el mundo hay apenas un centenar de emprendedores que pueden afirmar eso sin mentir. Unos pocos se pueden permitir el lujo de ‘elegir’, el resto se deben adecuar a las reglas del juego.

8- “La experiencia avala a nuestro equipo de gestión”

Una reflexión: si el equipo de gestión fuera tan experimentado, ¿estaría donde está en esos momentos? Una estrategia sería decir que el equipo tiene experiencia en la industria, que hará todo lo posible para tener éxito, que se rodeará de asesores con experiencia,…

9- “Nuestra propiedad intelectual está protegida”

Es importante que patentes todo lo que estés haciendo, pero recuerda que sólo sirven para impresionar, y los inversores no se van a impresionar fácilmente. Consejo: en una presentación ante inversores, utiliza solo una vez la palabra patente.

10- “Sólo tenemos que captar el 1 por ciento del mercado.”

Esta mentira plantea dos dificultades: ningún inversor está interesado en una compañía que sólo aspira al 1% del mercado, y por otro lado, tampoco es fácil obtener el 1% de algún mercado. En general, es mucho mejor que los emprendedores muestren una apreciación realista sobre la dificultad de construir una compañía exitosa.

Actualmente, vivimos una de las mejores épocas para ser emprendedor. Poco a poco en España nos estamos quitando ese miedo al fracaso que ha paralizado tantas buenas ideas en el pasado. Cuéntanos tu experiencia como emprendedor. Posiblemente puedas ayudar a otros que están empezando en estos momentos.

 

Share Button