Manual de e-commerce para pymes y autónomos

Posted by | 4 julio, 2013 | PYMES y autónomos | No Comments
e-commerce3333
Share Button

¿Harto del desplome de las ventas, mes tras mes, en tu tienda física? ¿Llevas tiempo pensando en complementar tu estrategia comercial montando un e-commerce que conviva con tu canal tradicional? ¿Creías que tu tienda online iba a ser la panacea, y no vendes ni la mitad de los que esperabas?

Con este pequeño manual de e-commerce para pymes vamos a intentar dar respuestas a las principales preguntas que tanto pymes como autónomos se realizan cada día, tanto si están pensando en dar el salto a Internet, como si ya tienen un e-commerce.

 

Manual de e-commerce para pymes

Encuentra tu nicho de mercado:busca tu nicho de mercado, pero sobretodo conócelo muy en profundidad. El error principal al montar un e-commerce es olvidarse de ser tendero. Está claro que vendes por un nuevo canal: Internet, pero nunca te olvides que estás vendiendo un producto, y que tú debes ser especialista en ese producto (mucha gente monta una tienda online de lo primero que se le viene a la cabeza, sin ser consciente de qué no sabe nada de ese producto o servicio).


- Offline y online, canales distintos:
lo que funciona en un canal no tiene por que funcionar en el otro necesariamente. En muchas ocasiones cuando pensamos en llevar al online nuestro negocio offline, caemos en el error de trasladar nuestro inventario al completo a la página web, y en general, este es un enfoque erróneo.

- Analiza los hábitos de compra de los usuarios: pese a que tu tienda online está activa las 24 horas del día, tendrá una actividad distinta dependiendo de la hora en la que nos encontremos.

- Aprende qué es lo que hacen los usuarios en mi web, cómo podemos mejorar su experiencia de compra, etc. Un usuario satisfecho posiblemente vuelva a comprar, pero un usuario insatisfecho nos puede generar infinidad de problemas.

- La web: tu principal fuente de ingresos: hacer una web espectacular para el lanzamiento de tu e-commerce queda muy bonito de cara a la galería, y es completamente necesario, pero una vez lanzada, no se puede abandonar como un juguete viejo. Ten en cuenta que es tu única fuente de ingresos. Dedica una persona exclusivamente al mantenimiento de tu web, ya sea propia de tu empresa, o externa, y sobretodo déjate cualquier cambio importante en la web para las horas en las que tu tienda online tenga menor actividad de ventas.

e-commerce Fuente: GettyImages

- La distribución tiene que ser perfecta:no te servirá de nada tener un producto de diez si la entrega del mismo es deficitaria. Desde la exaltación de la compra hasta que llega el producto pasan días. Mantén informado al usuario pero ante todo cuida la entrega. Añade un detalle que el cliente no se espere para darle un valor extra: un descuento, un producto que acabas de lanzar, etc.


- La importancia de lo local:
Internet es social, local y móvil. Reflexiona a qué público te vas a dirigir y no tengas ansias de querer abarcar demasiado mercado. Prioriza lo absolutamente necesario para tu negocio. De nada sirve tener la web traducida al inglés, y tener fallos flagrantes de diseño, si la mayoría de tus compradores son de España.


- Analiza y mide para aprender:
estate pendiente a diario de los datos de tu sistema de analítica web, y trata de entender cómo interpretarlos para que tu negocio online crezca. Define las principales virtudes y defectos de tu web y ponte manos a la obra para subsanarlas.

Según datos de junio, muchas pymes están consiguiendo triplicar sus ventas gracias al e-commerce. La revolución del e-commerce ya ha empezado, y con la proliferación del m-commerce (comercio electrónico desde el móvil) tus posibilidades de expansión son infinitas. Si estás pensando en abrir una tienda online, puedes llamarnos al teléfono gratuito 900 828 358 o mandarnos un mail a dime@ozongo.com y te ayudaremos en todo lo que necesites.

 

Artículo escrito por Daniel Noblejas, Director de Contenidos en OZONGO.com

Share Button