Cómo disminuir el porcentaje de rebote en tu web

Posted by | 29 abril, 2014 | Marketing Online | No Comments
Share Button

Si tienes una empresa online y hace tiempo decidiste disponer de una página web corporativa, seguramente sabes de lo que hablo cuando cito la palabra ‘métrica’: sabrás que es una función crucial para tu éxito como emprendedor ambicioso. Analizar los resultados es fundamental, y de entre ellos te habrás cruzado con el famoso porcentaje de rebote ¿Sabes en qué consiste este dato?

Te lo habrán definido de muchas formas distintas, habrás buscado hasta la saciedad para conocer mejor esta realidad,…y ahora estás leyendo este artículo para saciar tus dudas. Ojeando un artículo de Ginny Soskey escritora de HubSpot, he podido completar para ti una definición del porcentaje de rebote.

 

¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo afecta a tu web?

Qué mejor forma de explicar el sentido de la tasa de abandono a partir de la definición de Google Analytics, puesto que se trata de la herramienta más utilizada por las webs de todo el mundo. Entonces se trataría del tanto por ciento de visitas de una sola página, esto es, en las que el usuario ha abandonado al web en la página de entrada sin interactuar con la misma.

Son muchas las plataformas online que miden el porcentaje de rebote de una web, pero lo que interesa a tu empresa es saber cómo lo analiza la herramienta de Google. Su ‘araña’ se dedica a rastrear todo tipo de patrones para clasificar los más importantes según relevancia, en este caso, para la tasa citada. ¿Qué quiere decir esto? Que no solo tiene en cuenta la calidad de la web, sino también de la propia visita.

Si un usuario accede al sitio y solo visita una página para abandonarla después, quiere decir que no es un dato relevante, y por ello no lo considera como visita sino como rebote. Esto incrementaría el porcentaje de rebote y posicionaría mal la marca en los buscadores.

¿Tu web puede disminuir su porcentaje de rebote?

¿Con qué motivo escribiría este post si no viniera con una solución para la web de tu marca online? Bajar la tasa de abandono es una tarea dura y a medio largo plazo, puesto que depende de muchos factores: no solo es hacer unos pequeños cambios, sino que también debes recuperar la confianza del visitante. ¿Cómo hacerlo? Atento ahora.

1. Conocer el comportamiento del usuario. ¿Para qué sino estás midiendo los resultados de tu web? El impacto que tengas en el visitante será la forma de medir la efectividad de tu marca en Internet. La tasa de abandono de tu web es un rastro que debe ser interpretado según el propósito de la misma para con tus usuarios: aprende de ellos.

Evidentemente no tendrá el mismo significado un porcentaje de rebote en una web corporativa que en el blog de la propia empresa: puede que en el primer caso sea un fracaso, pero en el otro puede suponer que el visitante lo ha compartido con rapidez. ¿Qué seguir entonces? Simplemente un patrón, un rastro como el de Jeremy Renner en ‘Hansel y Gretel’ pero sin ver al usuario como una bruja.

2. Plantear el cambio. Cuando digo esto mi intención no es incitarte a un rediseño drástico de tu web –aunque a lo mejor sí que es necesaria- sino más bien a que reflexiones sobre los fallos de la misma que llevan a tu usuario a incrementar el porcentaje de rebote. Por tanto, en vez de hacer una ‘mudanza’ que disipe la atención del cliente potencial, prueba con dar una capa de barniz a tu web.

3. Ejecutar las acciones. Una vez has identificado del problema según el comportamiento de los visitantes, y posteriormente has pensado cómo ponerle solución, ya estás listo para la acción. La tasa de abandono web de tu web corporativa no disminuirá solo: tú eres el guía hacia el éxito comercial.

Debes modificar ciertas partes de tu presentación web de forma que el usuario no se arrepienta de haberte dado una segunda oportunidad. Mejora su experiencia con varios consejos que te doy: llamadas a la acción (CTAs)  claras y atractivas, tiempo de carga exprés, respuesta ante una necesidad,…

¿Listo para bajar el porcentaje de rebote web de tu empresa?

Espero que este artículo realmente haya supuesto un antes y un después en el planteamiento de tu web conforme a la tasa de abandono de tus usuarios: lo  más importante es que identifiques el problema. Recuerda que no solo se trata visitantes que se marchan para a lo mejor volver más adelante, sino de clientes potenciales que huyen en, por ejemplo, el carrito de la compra, y esto sí es un problema grave.

Con este post he dispuesto mucha información para que comprendas la importancia del asunto, pero si quieres aún más, en tu mano está la SUSCRIPCIÓN GRATUITA ESTE BLOG.

Te recuerdo que puedes seguir nuestras publicaciones a través de esta cuenta de GOOGLE PLUS.  Y también interactuar con nosotros en el CANAL DE FACEBOOK.

Y si lo que quieres es vernos en acción, entra en el CANAL DE YOUTUBE.

 

Share Button