¿Contenido para máquinas o para humanos?

Posted by | 17 febrero, 2014 | Marketing Online | No Comments
Share Button

Humanos y máquinas siempre han tenido una relación especial, no exenta de polémica. Una relación que está siendo redefinida a marchas forzadas, debido a que las tecnologías emergentes están provocando un acercamiento cada vez mayor entre ambos mundos, tan distintos entre sí. El contenido en Internet no está exento de estos cambios.

A priori, el contenido en Internet cumple el mismo propósito que fuera de la red: aportar valor añadido al receptor. Sin embargo, en la actualidad es muy común ver como muchas ‘sites’ enfocan su contenido exclusivamente para que encaje dentro de palabras claves que más se amoldan a su negocio, esperando a que motores de búsqueda le recompensen con tráfico cualificado hacia su página web.

Y es que una cosa es escribir para SEO, conforme a las palabras claves que los usuarios utilizan para encontrarnos en los resultados de búsqueda y otra es garantizar que esas palabras logren conducir al usuario hacia el contenido que realmente está buscando Entonces ¿Cómo debe ser la escritura para Internet? ¿Enfocado a SEO (robots) o en  Social Media (lectores)?

 

Contenido

 

Cómo escribir mis contenidos: para máquinas o humanos

La respuesta, a pesar de ser muy evidente es clara: “Se debe escribir contenido tanto para motores de búsqueda (SEO) cómo para las personas”, resulta demasiado evidente. Un contenido que sea capaz de satisfacer las necesidades insatisfechas de tus clientes potenciales, pero que a su vez sea reconocido gratamente por Google. Si todavía no sabes cómo escribir para las máquinas, presta atención a las siguientes líneas:

Pautas para escribir para las máquinas (SEO)

– Escribir sobre lo que necesita tu cliente potencial. Si quieres que te encuentren a través de los buscadores es necesario que escribas conozcas que le gusta al usuario, y la mejor manera de hacer esto es con un estudio de keywords que contenga las mejores palabras clave para posicionarnos.

Título del artículo: la mayoría de los gestores de contenido utilizan las palabras del título de los post que escribimos para añadirlas como parte del código de la web. Por eso debemos tratar de utilizar las keywords por las que queremos posicionar siempre en los títulos.

– Primer párrafo: El primer párrafo es el que más relevancia tiene para los buscadores. Aquí también debemos introducir nuestras keywords. Cuidado con intentar pasarse de listo. Cada día, los buscadores son más inteligentes, por lo que no debemos abusar de estas palabras clave, si no queremos ser penalizados.

Contenido multimedia: Introducir imágenes, vídeos o infografías favorece el posicionamiento y enriquece el contenido. Recuerda completar el atributo Alt de las imágenes con las palabras clave elegidas.

Enlaces: Incluye enlaces en tus artículos y anima a otros a que te enlacen a ti con una premisa básico: esos enlaces se tienen que conseguir de forma natural. Google está muy alerta ante las compras de enlaces (antiguamente llegó a ser una práctica habitual en SEO conocido como granja de enlaces). Si Google te descubre, automáticamente te mandará al ostracismo del posicionamiento.

– Viralización: comparte tu contenido en redes sociales en redes sociales. Esto favorecerá a tu posicionamiento, dándole la mayor visibilidad posible a tu activo.

-Originalidad. Nunca copies contenidos de otros. Google penaliza el contenido duplicado, hasta el punto de hacerte desaparecer de su índice mediante un plumazo.

Evita contenidos demasiado escuetos: Cuanto más largo sea tu artículo mejor, Google interpretará que tiene más calidad. Un consejo: mínimo que tenga 300 palabras.

 

Share Button