Cómo alojar mi web y no morir en el intento

Posted by | 15 noviembre, 2012 | Software | No Comments
Share Button

Esta serie de artículos están enfocados a perfiles interesados en tecnología, pero no necesariamente técnicos.

Vamos a tratar muchos conceptos de tecnología web. Este consistirá en cómo alojar mi web, y no morir en el intento.

Lo enfocaremos desde desde el punto de vista de la infraestructura, que me parece lo mas natural para entender como funciona esto de Internet. 

Empezaremos por la conexión a Internet, iremos subiendo por los servidores, los programas que entregan las paginas, como estas se van construyendo para poder ser entregadas a los usuarios finales.

A medida que avancemos iremos planteando retos, solución a distintos problemas a los que deben enfrentarse las webs a medida que estas crecen, da igual que sea en tamaño, visita, criticidad….

Acabaremos habiendo visto desde como tener nuestra web básica publicada, hasta una web en alta disponibilidad completamente en la nube; que opciones existen en el mercado, y sus pros y sus contras de cada opción.

Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana…. nunca sabemos bien si es destino abre esa ventana para que saltes por ella, o para que entre aire fresco.

 

Empezamos….

Tengo unas paginas en html que me ha hecho “mi sobrino“, y quiero que se vean en Internet  🙂  ¿qué necesito?.

Un hosting compartido del tipo “Ozongo Plan Hosting Cero”.

Si es html no necesitas ni ddbb ni nada mas, asi, tal cual :).

Vamos a suponer que ahora queremos poder hacer algo mas que mostrar información en html, que queremos registrar información y necesitamos una ddbb.

Bueno, como mínimo un “compartido Plan Uno, que tiene base de datos será lo apropiado; bien sea MySQL, SQL Server, o cualquier otra.

Es otra característica a fijarse el interprete de la aplicación que te haya programado, en lenguaje php, o en asp , o en .Net ….o mas sabores que te vas a encontrar por ahí.

Los servicios de hosting compartido te ofrecen un panel de control para explotar el servicio (Plesk de Parallels, cPanel, Virtualmin, etc…), donde puedes configurar las características de tu hosting, y otras cosas, como la monitorización del uso de los recursos, el espacio en disco, gestionar las cuentas de correo, o los usuarios ftp.

Bien, hasta aquí esta siendo sencillo, o tenemos una web en html plano, o tenemos una web con programación y base de datos (ddbb).

Estas webs en sus inicios no requieren de nada mas especial que ese hosting compartido. Pero cuando una web “dinámica” (que requiere interprete y base de datos) empieza a tener visitas, las cosas empiezan a no ser tan obvias.

Lo mas importante para saber si tu web esta funcionado bien es medir y después analizar distintas variables.

La primera, las visitas, inmediatamente después, las paginas vistas, visitantes únicos… y otro largo etcétera que puedes resolver con los servicios de Google y su Webmaster Tools para Analytics.

Lo mas importante es la parte que llamo “subjetiva“, puesto que tiene mucho que ver inicialmente con el contenido, y es a lo que me refería antes.

 

 

Voy a dar por hecho que el contenido que presentas interesa, y paso a medir la parte “objetiva“, es decir, los propios sistemas, los ordenadores y su desempeño, para poder saber donde vamos a tener que actuar.

No es normal que se pueda monitorizar estos aspectos sobre un servidor compartido.

Muy pronto veras si esta alternativa se te ha quedado pequeña, principalmente porque estarás superando los limites del servicio, o porque notaras que la web va lenta, sin mas.

Es el momento de plantearte el cambio a un VPS “pequeño”.

¿Qué opinión tienes tú al respecto? ¿Estás de acuerdo?

Artículo escrito por Eloy Montaña, Director de Tecnología en OZONGO.com

Share Button